HTML Map jQuery Link jQuery Link
Las profundidades del inmenso océano de la materia | Neculai Fantanaru
ro  fr  en  es  pt  ar  zh  hi  de  ru
Feed share on facebook share on twitter ART 2.0 ART 3.0 ART 4.0 ART 5.0 ART 6.0
Las profundidades del inmenso océano de la materia
On December 23, 2013, in Liderazgo XXL, by Neculai Fantanaru

Dirigir su evolución hacia una etapa de desarrollo alto, de modo que las premisas de obtener algunos resultados ambiciosos sean aseguradas.

Impulsado por el sentimiento de contener la materia que invadió todo mi ser a raíz del continuo proceso de interacción entre lo desconocido y lo inexistente, establecí nuevas direcciones de investigación extremadamente eficientes. Y gracias a las juiciosas observaciones sobre las propiedades de los cuerpos, logré perfeccionar ciertas técnicas de análisis e interpretación que se centran únicamente en producir resultados viables. Que garantizó el progreso.

En conjunto, a través de los experimentos realizados en un sistema de referencia, logré identificar el punto al que se atrae la materia invisible, a la que se atenúan las fuerzas de reacción. Así, mejoré mi mecanismo para la identificación y creación de híbridos, patrones, balances y desequilibrios entre las etapas de un sistema multicomponente, definido por una multitud de parámetros.

Esta iniciación en el espacio designado de la ciencia, permitió el desarrollo de un poder de perforación que es imposible igualar, como una difusión de radiación láser doblada por una absorción de energía. Las premisas implícitas y las conclusiones que derivan de este proceso de asunción para un horizonte movilizador en sí mismo, un estimulador de nuevas estructuras de pensamiento, deberían tener una aplicabilidad más amplia.

La gran creación

Estaba bajo el sentimiento de ser sometida por una de esas mujeres dotadas de claridad y fuerza penetrante, no tanto a través de su belleza, sino a través de esos maravillosos atributos: la dedicación, la compasión, la delicadeza, combinados como un hechizo bajo un mosaico de sorprendentes impresiones Y experiencias.

La alquimia, la suma de todos los elementos sujetos a la transformación, libera ese inexplicable algo que debes rodear, pero que requiere de muchos meses de estudio para entender su corazón. Se puede torcer la mente de alguien que no entiende su doble valor, o que se atreve a acceder a las etapas superiores de lograr la Gran Creación sin cruzar el tiempo y el espacio.

La mera pasión empalidea rápidamente si no es seguida por un intelecto superior incitando. Pero, a su vez, la obsesión de buscar profundidad en cualquier combinación y mutación de elementos, al acelerar las reacciones que derivan de la gran transformación, podría terminar en una explosión de energía negativa, en una evolución decepcionante.

¿Qué gana el liderazgo de la alquimia?

Flotar firmemente en las aguas del inmenso océano del conocimiento, donde las olas con sus fuertes argumentos, con su elocuencia torrencial alcanzan alturas favorables para desarrollar actividades de entrenamiento personal, es una alternativa a no aceptar el pensamiento limitador que te individualiza. Pero al mismo tiempo, las olas vuelven a la orilla a veces, lo que podría significar una disminución del interés por el rendimiento y por establecer algunas nuevas direcciones de investigación dedicadas al campo competente.

A partir de una infinidad de modelos, un espíritu innovador elige, sin negar el libre examen de hechos y fechas, una muestra de análisis cierto, para una campaña de la campaña iluminatio personal, con un matiz de gloria. Y lo apoya sin que nadie sepa cómo hacerlo. Luego, pone en medio de sus nuevos descubrimientos una pequeña concentración de sustancia, bien definida para un nuevo producto científico. Opcionalmente, aplica una cierta selección a los elementos. Y finalmente, establece una cierta lógica para proporcionar una funcionalidad aleatoria o un conjunto de funcionalidades que a menudo están relacionadas.

¿Qué gana el liderazgo de esta alquimia llena de significados, de este control sobre la materia? Sin duda, nuevas aceptaciones, delimitaciones, nuevas visiones y nuevas apuestas que normalmente te hacen pensar de manera profunda y estructurada, sobre la base de la cual, al tomar parte en las decisiones, puedes calcular "las alturas" en relación con las habilidades y Conocimiento adquirido.

Así te conviertes en el personaje principal de todo un complejo de procesos de transformación de la materia que implican una mejor operación y coordinación entre los recursos de entendimiento que tienes a tu disposición y alrededor de los cuales las funciones prácticas se sitúan más o menos simétricamente.

Liderazgo: La herramienta más valiosa para medir la distancia entre el contactor y el interruptor

Recientemente he encontrado en una revista de cultura una cita del estonio rumano Victor Ernest Masek, que decía lo siguiente: "De hecho, las grandes y vigorosas creaciones son indestructibles y no sólo sobreviven a todos los procedimientos analíticos, El prestigio se ve incluso mejorado cuando el análisis formal se hace juiciosamente ".

Si queremos apreciar la esencia de estas palabras por su verdadero valor, debemos entender antes que nada el fenómeno del conocimiento excesivo, la necesaria conciencia de lo que debe incluirse en el plan de pensamiento para poder poner en ideas qué experimentos y observaciones Irrefutablemente revelar.

El contactor y el interruptor son esas dos herramientas extremadamente útiles que componen su circuito educativo. La primera implica la búsqueda de algunas creaciones de nicho que traen el "diferente" y "profundidad", las formas innovadoras de expresar el pensamiento. El segundo sirve para apagar o volver a conectar el circuito cuando hay una brecha en el mecanismo de implementación de elaboraciones propias.

La herramienta más valiosa para medir la "distancia" entre los dos dispositivos es dada por su deseo de evolucionar y profundizar en el conocimiento útil en el campo del liderazgo y la formación personal.

Las Profundidades Múltiples del Inmenso Océano de la Materia marcan ese equilibrio entre voluntad y habilidad, entre el propio Ego y la multitud de individualidades que cambian continuamente y que deben mantenerse permanentemente en el liderazgo. El liderazgo puede ser considerado un arte solamente si sobrevive en el tiempo a sus propias creaciones y alcanza su propósito.

 


decoration
Sobre mí | Site Map | Términos y Condiciones | Socios | Feedback | RSS Feeds
© Neculai Fantanaru. All rights reserved.